Tips para combatir el insomnio


Algunos afortunados regresaron hoy de sus “vacaciones de Fiestas Patrias”, para ellos la celebración duró cerca de 10 días y su cuerpo lo siente, y no hablamos de kilos de más o bebidas en exceso, sino que su cuerpo sigue en “modo vacaciones”: en las noches se niega a dormir y en las mañanas no quiere despertar. Pero no sucede sólo después de muchos días de descanso.

 

Hay personas que padecen insomnio entre semanas normales, y les causa no sólo falta de sueño u ojeras, sino otras complicaciones de ánimo y salud. Y para ellos, como por los que siguen en “vacaciones” existen algunos cambios que pueden hacer en su día a día para poder dormir más y mejor.

El desayuno es importante: Siempre se habla de la importancia nutricional del desayuno, pero muchos olvidan que también es importante el tiempo de este. No esperes más de 30 minutos (después de despertarte) para comer algo, aunque sea poco. La idea es despertar tu metabolismo y prepararlo para la cafeína, que no es buena en ayunas.

Evita el café: ¿Recurres al café cuando te sientes soñoliento durante el día? Esta puede ser la causa de tu insomnio, sobre todo si ese café lo consumes luego de las 3 de la tarde. La vida media de la cafeína en tu cuerpo es de 5 horas, por lo que consumirla durante la tarde hará que te mantengas despierto en la noche.

 

El recreo no es sólo para el colegio: Idealmente deberías tener 90 minutos de descanso en tu día para poder calmar tu cerebro y “desestresarlo”, descansar por momentos te activará durante el día, por lo que serás más productivo, lo que se traduce en menos estrés y menos trabajo acumulado para la noche.

No mires el reloj: Algo que muchos hacen cuando no pueden dormir es mirar el reloj y calcular (casi cada 5 minutos) cuántas horas de sueño tendrán, pero no sirve de nada, si estás pensando en eso aumentarás tu ansiedad lo que no ayudará a dormir.

Descansa antes de dormir: La mejor hora para descansar tu cuerpo y mente es entre las 21:00 y 21:30 hrs, y para poder dormir plácidamente necesitas estar relajado. Y no se trata de tirarte a la cama y obsesionarte con dormir, sino de alejarte de las pantallas y descansar de verdad. Puedes escuchar música, leer o meditar.

 

La comodidad va primero: Utiliza ropa totalmente cómoda para ti, sábanas que no te acaloren o enfríen y las mantas suficientes para sentirte bien, sin pasar frío y sin tener que “soportar peso”. El objetivo es sentir tranquilidad y calma.

Y recuerda que estos son hábitos, realizarlos una vez no sirve, deberías realizarlos al menos cuatro noches por semana para comenzar a notar una diferencia en tu salud y niveles de energía.

 

(35)

Tips para combatir el insomnio

0 Comments