¿Cómo evitar las grietas en los senos durante la lactancia?


Hemos escuchado en más de una ocasión que las grietas en los senos durante el período de lactancia son completamente normales, que la primera vez que das pecho es la más difícil porque para algunas es un proceso sumamente doloroso. Lo cierto es que te mintieron, el cuerpo de las mujeres y sobre todo los senos y pezones, están preparados para amamantar a tu bebé y no tiene por qué ser doloroso o al menos no tanto.

La razón por la que se agrieten tus pezones es porque no estás amamantando a tu hijo en la posición correcta y esté solamente succionando el pezón, por ende toda la presión va a esta área que es más sensible. Lo correcto es que el niño agarre en conjunto pezón y areola, es sencillo de detectar pues a las embarazadas les salen unas especies de granitos alrededor de la areola, estas se llaman glándulas de Montgomery que secretan una sustancia sebácea encargada de proteger la piel del pezón y areola.

¿Cuál es la posición correcta?

Lo más importante es que de un principio logres encontrar la posición adecuada, sino será demasiado tarde y costará mucho más corregirlo. Un modo sencillo es esperar cuando tu bebé tenga la boca bien abierta y ahí acercarlo a tu seno y ponerlo lo más adentro de su boca, recordando que debe estar sujeto a pezón y areola, tranquila, no se atragantará. Respira lento y cuando sientas que no te duele el seno, encontraste la posición correcta.

Tipos de agarre

Asimétrico: colócalo de modo que su ombligo toque tu abdomen. Su cabeza debe apoyarse en la mitad de tu antebrazo y con la otra mano apoyar su espalda de manera que el cuello del bebé quede libre para que pueda moverlo y succionar. Si sientes dolor, es porque debes comenzar de nuevo a acomodarlo.

Acostada: ambos deben estar acostados de lado, la cabeza del bebé debe estar apoyada en la cama o una almohadita, no en tu brazo, de este modo él sólo soltará tu seno cuando ya esté satisfecho.

(15)

¿Cómo evitar las grietas en los senos durante la lactancia?

0 Comments