¡Misterio revelado! Estas famosas le dicen adiós a la limusina en la Gala Met


Aún no nos reponemos de algunos looks de la Gala Met, como el de Rhianna que se tomó realmente en serio esto de la inspiración católica en la moda y llegó a la alfombra roja vestida de papisa, aunque con mucho más brillo que alguien de la iglesia católica, o algunas famosas que llegaron con complementos hermosos y gigantescos, lo que nos hace preguntarnos ¿cómo pudieron llegar a la gala sin arruinar su look?

Pues simple, le dijeron adiós a los autos convencionales y a la tradicional y elegante limusina que suele trasladar a algunos famosos.

Katy Perry que se vistió como un ángel, con alas incluidas, decidió llegar en un descapotable, en el que se tuvo que transportar de pie. Probablemente hubiera empezado la fiesta desde su casa, pero el auto tuvo algunos problemas.

Sarah Jessica Parker, diosa de la moda desde Sex and the city, fue un poco más allá que la cantante y se transportó en una furgoneta extra grande para que su tocado, que representaba un belén napolitano, no se arruinara.

Y por otro lado, Blake Lively llevó las cosas a un nivel más extremo y elegante rentando un autobús privado que suele usarse para fiestas. Viajó en el acompañada de Christian Loubutin y de varios asistentes personales, todo muy lujoso, pero bastante incómodo. La actriz se visitó en el autobús (ayudada por sus asistentes) y debió viajar de pie, para no arruinar su largo vestido (que tardó 600 horas en hacerse)

Foto: Gtres

¿En qué decidirías llegar a una fiesta para no arruinar el look?

 

 

(29)

¡Misterio revelado! Estas famosas le dicen adiós a la limusina en la Gala Met

0 Comments