¿Cómo tratar con niños hiperactivos?


Actualmente, es más común ver niños diagnosticados con hiperactividad, principalmente a pedido de profesores que no se ven capaces de lidiar con niños tan inquietos y usualmente incontrolables. Conversamos del tema con Monstserrat Sepúlveda, psicopedagoga de UC Christus. 

Ella hace una diferencia entre niños con déficit atencional y niños con hiperactividad, y ahí mismo destaca que hay distintos tipos o niveles de déficit atencional.

Por un lado, está el déficit atencional simple, que se da en niños tranquilos con inteligencia normal, pero que se distraen con pequeñas cosas, y el otro déficit atencional, es con hiperactividad y rasgos de impulsividad, que es este caso de niños que son muy, muy inquietos, que pasan de lo normal.

“En realidad, la inquietud es normal en los niños, el problema es que estos niños son hiperactivos, se mueven más de lo normal, no miden consecuencias, y este niño se puede subir a un árbol y trepar y no va a medir que después no va a poder bajar.”

Pero, ¿cómo saber si un niño es hiperactivo? ¿En qué deben fijarse los padres?

“Generalmente es por la inquietud que presenta el niño, niños que son muy inquietos, que no miden consecuencias, pierden sus cosas, te responden antes que termines de hacer una pregunta. En general son niños súper inteligentes pero que se equivocan no porque no sepan, sino porque no se concentran.”

Pero, cuando este niño ya presenta problemas de autoestima, o problemas de, por ejemplo, bajas notas en el colegio, es el minuto de pedir ayuda a un profesional.

Generalmente lo más efectivo es el tratamiento farmacológico con metilfenidato, y se ven resultados importantes. Este medicamento apoya a los niños mientras están en clases, en la jornada de clases, y en la tarde ya no tienen efecto alguno de medicamento. Ahora, en casos que son más complicados, vuelven a tomar en la tarde un poquito de medicamento para poder trabajar en las tareas o en su rutina.”

Aunque la psicopedagoga es consciente que la mayoría de los padres suele oponerse a la medicación de sus hijos, asume que generalmente ceden ante la presión de los colegios.

“Lamentablemente, lo que pasa ahora, es que sucede mucho que los padres no quieren medicar a los niños y uno lo entiende, pero es tanta la presión del colegio que finalmente, después de dos o tres años de insistencia y donde en realidad ven que el niño no puede manejar su hiperactividad, empiezan tratamiento.”

Toda esta hiperactividad observada en los niños, tiende a desaparecer cerca de los 14 años, el déficit atencional sigue ahí y lo estará por siempre, lo vemos en adultos despistados que suelen olvidar las cosas, pero ya no existe esta inquietud que sobrepasa lo normal.

 

(211)

¿Cómo tratar con niños hiperactivos?

0 Comments